martes, 23 de junio de 2015

TE GUSTA EL TÉ?

Mis amigas y yo tomamos muchas infusiones y tés, pero las elegimos por su sabor o por sus propiedades? Claro que es tan válida una razón como la otra, pero quería escribiros las diferencias entre las principales variedades para que la próxima vez tengáis más razones para decantaros por una bebida u otra.

Foto de Angela Fernández

Para empezar (va a ser cortito, lo prometo) deciros que el té es una infusión de hojas y brotes de la planta Camellia sinensis; y en función del grado de oxidación de las mismas tenemos las distintas variedades del mismo:
  • Té blanco: se hace con los brotes nuevos, sin procesar. Es por tanto el más antioxidante de los tés, previene el cáncer, baja la presión arterial y el colesterol, protege el corazón; es antibacteriano y antiviral; y protege huesos, piel, dientes.
  • Té verde: las hojas se dejan secar y se fragmentan tras la recolección. Es antioxidante, depurativo y digestivo, rico en vitaminas, sodio, fluor y minerales; refuerza el sistema inmunitario.
  • Té negro: es el más prcesado y el que más teína posee. Además de ser antioxidante, disminuye el colesterol y ayuda a la regulación de azúcar en sangre, mejora los problemas gastrointestinales.
  • Pu-erh (té rojo): té con un largo proceso de fermentación, que tiene propiedades digestivas, diuréticas y que favorece la eliminación de grasas (ideal para la operación bikini, chic@s!!!!
  • Rooibos: no es un té como tal, sino una infusión de la planta sudafricana Rooibos (Aspalathus linearis) y no tiene excitantes. Tiene efecto antioxidante, y gracias al gran aporte en minerales favorece la remineralización, el buen estado de la dentadura, alivia problemas gastrointestinales, de la piel y regula el sistema nervioso
Con cuál os quedáis???