sábado, 6 de junio de 2015

PEINADO A PRUEBA DE BOMBAS

Los que me conocéis ya sabéis lo quisquillosa que soy para la imagen en el escenario; y pocas cosas hay que queden peor que un peinado que se me va desmoronando a medida que hago una coreografía (deben de ser  manías de cuando estudiaba ballet... que pobre de ti como se te deshiciese el moño en un examen...).
Además, yo para bailar necesito estar centrada en bailar, no en si me resbala un tirante o si se me mete un rizo en los ojos!

  (Fotografía: www.gratisography.com)

Conclusión: tengo que asegurarme un peinado perfecto! Y después de mucho probar, la mejor solución: Laca Nelly!!! Sí, chicas, esa laca de abuela que podéis encontrar hasta en las droguerías de extrarradio.


¿Por qué?
  1. Por su fijación: he hecho acrobáticos con moños despeinados y no se me ha movido un pelo, os lo aseguro
  2. No deja residuos: hay otras lacas de mejor calidad que al poner mucho producto dejan goterones de pegamento en el pelo
  3. Por su precio: con toda la laca que gasto, es un extra genial...
TRUQUILLO: Hay que echarse la laca (a cascoporro) y a continuación secar el pelo con el secador, y repetir la operación un par de veces ( o las que sean necesarias!). Así te aseguras el resultado.